Mam��������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������������

La Mamá de Raúl y Felipe es muy cariñosa con ambos. Al ser varones, sus hijos la siguen mucho, incluso más que al papá, buscándola en todo momento para jugar, estudiar, e incluso cuando sienten verguenza por algo malo que hicieron.

A la Mamá de Raúl y Felipe le encanta crear juegos. Un poco de tergopol, unos marcadores y un poco de plasticola son suficientes para crear diferentes actividades que entretendrán a los chicos por un largo tiempo. A Felipe le encanta ayudar a su mamá haciendo los juegos, mientras que Ra��l suele observar la preparación y da el visto bueno cuando el juego ya está listo para jugar.

La Mamá de Raúl es muy paciente con las travesuras de sus hijos, no obstante, cuando se enoja, realmente se enoja y recurre al papá para que, juntos, poner en penitencia a los chicos.