Ra����������������l

- Papá, ¿quién es Raúl? Soy yo, ¿no?
- No, vos no sos Raúl. Raúl es un nene que vive por acá cerca, tiene tu misma edad y va al jardín así como vas vos.

Raúl es el mayor de dos hermanos. Es un nene muy independiente que le gusta jugar a casi todos los juegos y con casi todos los juguetes – con Barbies no, aclara siempre. Sus favoritos son los juegos en donde hay que armar construcciones. Sea con dakis, con bloques o simplemente con cartas, cualquier juego que permite crear una pequeña o gran construcción, es ideal para llamar la atención de Raúl por un largo tiempo. También le gusta mucho jugar a la computadora, en aquellos momentos en que le es permitido usarla.

A Raúl le gustan mucho los premios, en especial si conseguirlos implica un esfuerzo tal que los adultos recompensen su obediencia o buenas acciones. Le encantan los juguetes como premios, pero la mayoría de las veces sabe que se tiene que conformar con una golosina de sus favoritas; eso no es mayor preocupación para él. Le encantan los caramelos de menta y los prefiere a cualquier otro sabor.

Una de sus actividades favoritas es la lectura. Le gusta leer y que le lean cuentos e historias mágicas, pero nada es comparable con las anécdotas que le cuenta su Papá de cuándo él tenia la misma edad de Raúl. Le encanta descubrir nuevas aventuras en cada historia y pregunta todo, como si él mismo quisera formar parte del cuento y volver a vivirlo.

Junto con Pedro, su inseparable amigo de alegrías y travesuras, viven distintas historias todos los días. Algunas de ellas lindas, otras no tanto, pero con el denominador común de aprender algo de cada una de ellas.

Raúl y su hermano Felipe se llevan 3 años y eso marca una diferencia en las actividades que cada uno desarrolla, incluyendo su vida escolar, en donde transcurren muchos de sus cuentos. Alguno de estos cuentos se remontan al momento en que Raúl estaba en jardín de infantes y su hermanito no había cumplido un año, otros cuando Raúl estaba en preescolar, y otros incluso cuando ambos están en el colegio. No hay cuentos de Raúl adolescente, ya que Raúl aún sigue estudiando en el colegio primario, pero creo que su papá seguirá con los relatos cuando llegue a esta complicada etapa de su vida.

Raúl es un nene muy obediente y se lleva muy bien con Felipe, aunque busca constantemente momentos en donde jugar solo, sin su hermano que “no entiende los juegos” y lo “molesta” con preguntas o cuando no entiende las reglas del juego.